Enrique Bunbury en Chile

“LICENCIADO CANTINAS”

20 de Junio de 2012
Teatro Oriente


Mientras afuera se libraba una batalla campal contra el frío y una lluvia amenazante, el gentío que se agolpaba a las puertas del Teatro Oriente intentaba refugiarse en el misticismo y la memoria. Momentos imborrables como el del ‘96, cuando Bunbury y sus ex-colegas sólo permanecieron algunos minutos sobre el escenario en la previa de Iron Maiden y su advenimiento como solista, en que la potente influencia de “Heroes del Silencio” daba por sentado un sinuoso tránsito hacia el éxito, eran materia obligada para lidiar con la ansiedad. Todo hacía presagiar que nos encontrábamos ad-portas de un espectáculo profundo y misterioso.

Mucho de criollo en la antesala, músicos nacionales y un recinto totalmente vendido, enmarcaban el ambiente que, en completo orden pero no sin menos alboroto, aguardaba expectante el comienzo del show y la aparición del “Licenciado Cantinas”.

A las 21:05 comienza la presentación con “El Mar, El Cielo y Tú” (Licenciado Cantinas – 2011), tema de su última placa discográfica, en la que se hace gala de teclados y percusiones que incrementan la instrumentalización de los temas muy por sobre lo habitual.

“Llévame” (Licenciado Cantinas – 2011), nos pone recién frente a frente con este aragonés espigado, fuente inagotable de talento y carisma. Si, es Bunbury. El hombre ondulante con voz desgarrada y líricas inundadas de bohemia. Los vítores no se hacen esperar y la audiencia estalla un profundo “¡Enrique! ¡Enrique!” que incendia la atmósfera de esta “Providencia Sumergida” (como Iberia) en la última lluvia otoñal.

Siguen “El Solitario (Diario de Un Borracho)” (Licenciado Cantinas – 2011), “De Mayor” (Pequeño – 1999) y “Señorita Hermafrodita” (Freak Show – 2005). En el escenario se gesta un tributo a lo vaquero. Guitarras de media caja y sonido profundo; tambores de ancho calibre, órganos de fines de los 70’s y una destellante calavera de lentejuelas en su espalda que no opacan en absoluto el brillo de este artista multifacético.

Acto seguido, “El Extranjero” (Pequeño – 1999) y “Ódiame” (Licenciado Cantinas – 2011) son coreadas a todo pulmón por este público enfervorizado y cosechado a pulso con entregas de innegable calidad. Las desgarradoras melodías y rabiosas letras de “Una Canción Triste” y “No Me Llames Cariño”, nos remontan al disco “El Viaje a Ninguna Parte” (2004) mientras un solo de guitarra magistralmente ejecutado rematan la melancolía del momento.
“Ánimas, Que No Amanezca” (Licenciado Cantinas – 2011) devuelve al público, con su ritmo “arrancherado”, la  mística cantinera con la que Enrique Bunbury hizo bailar intensamente a sus fanáticos más acérrimos al son de su melodía pegajosa.
Para continuar nos entrega “Los Habitantes” (“Las Consecuencias” – 2010) y “Sácame de Aquí” (Flamingos –  2002) y es acá donde podemos ver lo más destacable de este intérprete. Dos canciones que tienen entre sí, ocho años de diferencia y al ponerlas una a continuación de la otra en un setlist mantienen viva misma esencia.

Siguen “Que Tengas Suertecita” (El Viaje A Ninguna Parte – 2004), con cierta influencia que evoca al valsecito peruano, “El Día De Mi Suerte” (Licenciado Cantinas – 2011) y “De Todo El Mundo” (Las Consecuencias – 2010), nos llevan de paseo por lo clásico, pasando por lo eufórico y desembocando en la profunda emocionalidad que sólo Bunbury es capaz de mezclar magistralmente.

“Si” (Flamingos – 2002) dispara nuevamente la energía mientras es cantada y bailada por los asistentes de la mano con “El Hombre Delgado Que No Flaqueará Jamás” (Hellville Deluxe – 2008). ¡Quién sino él podría ser este hombre!

Se produce la primera salida de la banda y el público, que ya ha disfrutado de 17 canciones, parece como recién llegado. Con el ánimo intacto comienza a pedir la vuelta que llega con “Porque Las Cosas Cambian” (Hellville Deluxe – 2008), “San Cosme y San Damián” (Flamingos – 2002) e “Infinito” (Pequeño – 1999).  Para nadie es un secreto que este hombre es, por sí solo, todo un maestro de la plástica y la música y es en esta última donde la conciencia sobre sus letras e histrionismo se manifiestan a tal grado que son totalmente capaces de llenar un cuadro.

La segunda salida de la banda se genera en medio de un mar de aplausos y gritos. Los asistentes presienten que se acerca el final del concierto y no pierden un minuto para demostrar su cariño y agradecimiento al artista por un show de primera categoría colmado de emociones. El comienzo del fin llega con “Bujías Para el Dolor” (Hellville Deluxe – 2008), sigue con “Las Consecuencias” (Las Consecuencias – 2010) y, como es la costumbre, cierra al son de “Y al Final” (Flamingos – 2002) coreada por todos y cada uno de los presentes mientras un aplauso generalizado acompaña la despedida.

Hemos sido testigos de un show fluido que, en 23 canciones, es capaz de pasearse por cadenciosos compases, canciones que evocan las noches de bohemia inclemente y rock del bueno. Un show capaz de mostrar a Enrique Bunbury y sus “Santos Inocentes” (como se conoce a la banda que lo acompaña) en una comodidad absoluta, lo que sepulta definitivamente los antiguos avatares de sus visitas anteriores y también a las viejas canciones que no volvieron a sonar.

 

Indudablemente, una de las voces más reconocidas de la Península Ibérica llenó el Teatro Oriente. Al día de hoy queda claro que la trayectoria y su inigualable calidad vocal son lo que mantiene rendida a sus pies, bajo sus zapatos rojos, a la audiencia de la mano de sus canciones “revolucionarias y melancólicas”.

Por: Antonio Serrano / Edición: Carolina Beltrán

Fotografía cortesía de Julián Pacheco

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.352030601535434.78530.267677703304058&type=1

Anuncios

Acerca de Empire Magazine

Empire Magazine es una revista digital con muchos años de historia dedicada al mundo del metal y el rock. En la parte superior del blog podéis descargaros los últimos números de la revista. Para cualquier pregunta o si queréis que os mandemos por e-mail las revistas, escribid a empirezonemagazine@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s