Review: STRATOVARIUS “Nemesis”

stratovariusnemesis

Vuelven Stratovarius a la actualidad con un nuevo disco, y lo hacen con formación renovada, integrando a Rolf Pive en la batería sustituyendo al excelso Jorg Michael. Un disco que viene a ser ya el tercero de esta “nueva era” para la banda finlandesa, y que parece que ya deja bastante clara la hoja de ruta a seguir para los tiempos presentes y futuros.

Liderados por Timo Kotipelto y Jens Johansson, únicos miembros supervivientes de la época dorada del grupo, Stratovarius han facturado un álbum muy cuidado en cuanto a producción y composición, demostrando que no piensan bajar los brazos pese al mal momento que vive el power metal en la actualidad.

Sin embargo, algo hay en este disco que lo hace al mismo tiempo desconcertante. Después de desgranarlo y darle muchas vueltas hemos dado con ese factor “extraño”: una conjunción de factores, en realidad, que sobre todo pasa por los papeles invertidos de la guitarra y el teclado. Tras la salida de Tolkki, el peso de la banda ha recaído (o lo han recogido por motivos obvios) Kotipelto y Johansson, y a medida que han ido saliendo los nuevos trabajos, el teclado se ha ido haciendo cada vez más omnipresente, en detrimento de la guitarra, que ha tenido que reinventarse. De esta forma, en “Nemesis” el teclado va más allá de hacer el papel de “segunda guitarra”, pasando a ser la base sobre la que se componen todos los temas. Crea ambiente, sostiene la armonía… ¡y hace los solos! ¿Y la guitarra? Pues la guitarra tiene un protagonismo diferente, aportando riffs muy pesados que definen un nuevo estilo que, si bien intenta conservar su esencia, también ha cambiado en gran medida. Así, en Nemesis tenemos dos tipos de temas muy claramente diferenciados: por una parte los que conservan el sonido habitual de la guitarra, y por otra los que han sucumbido ante el estilo gótico de bandas como Kamelot, con una guitarra densa, muy saturada. Y es algo que llama soberanamente la atención cuando el propio Matias Kupiainen ha participado en la composición musical de siete temas. El mismo Matias Kupiainen que ya ha demostrado con creces que tiene la calidad suficiente como para hacerse cargo de las seis cuerdas, y que en directo es capaz de tocar a la perfección clásicos como “Speed of Light” o “Stratosphere”.

Otro aspecto llamativo, aunque mucho más comprensible, es la gran cantidad de coros (de nuevo influencia del estilo gótico) que arropan a un Kotipelto que en esta ocasión ha preferido no forzar llegando a agudos imposibles. Y digo comprensible porque después de la última gira, en la que hubo de tratarse de una muy seria afección vocal, cualquiera se replantearía su técnica para el futuro. No obstante, que nadie se engañe: Kotipelto sigue ahí, con esa voz tan reconocible y melódica, pero más comedido. Y eso esa voz es precisamente el mayor nexo de unión con la etapa clásica del grupo. Los coros, muy elegantemente introducidos en todos los casos, dan otro aire a los temas, que van a resultar mucho más épicos que antaño, aunque menos “power”.

Stratovarius_band_2013low-e1362781571725

Así, recopilando lo anterior, en un primer grupo de sonido más actual, con guitarras densas y riffs pesados, y teclados ambientales y con efectos más modernos, tenemos por ejemplo los dos singles: “Unbreakable” y “Halcyon days”, que no por ello dejan de ser dos temas muy melódicos con estribillo muy pegadizo, marca de la casa. Ninguna tiene solo de guitarra, pero sí un teclado muy protagonista. Especialmente la segunda, donde incluso se atreven con sonidos muy diferentes que recuerdan a bandas tan dispares como Daft Punk o a los Rammstein del “Du Hast”. En este mismo grupo se encuentra por ejemplo la que abre el disco, “Abandon”, con un riff muy poderoso y un conato de solo que rápidamente apagan los teclados, la épica “Castles in the Air” o la oscura “One must fall”. Y por otra parte, están los temas más netamente Stratovarius, con todos los elementos clásicos, desde el tratamiento sonoro de las guitarras hasta la voz, los solos, los estribillos pegadizos, etc. A este grupo pertenecen las que particularmente pienso que deberían haber sido realmente los singles del disco: “Out of the fog” y, sobre todo, la fabulosa “Dragons” (a la que, una vez más, le falta el solo de guitarra que la hubiera redondeado). También encontramos aquí el tema que cierra el disco y le da nombre, “Nemesis”, épica, extensa y con un solo conjunto de guitarra y teclado como los de antaño. En medio de ambos grupos quedan temas como “Fantasy”, que define perfectamente la transición de Stratovarius de un sonido al otro. Mención aparte merece “Stand my ground”, la más dura del disco, y que por momentos ralla un registro en el que nunca se ha movido la banda. Sin embargo puede pertenecer al segundo grupo en cuanto a tratamiento del sonido y de los instrumentos. Dejamos para el final “If the story is over”, una balada al estilo clásico, con guitarra acústica inicialmente para luego crecer en intensidad, donde Kotipelto se luce. Merece la pena destacar el motivo instrumental, de clara influencia oriental, que le da un toque exótico para enmarcar.

En definitiva, Nemesis es un gran álbum de power metal… si pensamos que no pertenece a la discografía de Stratovarius. Muy recomendable en ese caso, con sonido poderoso y una producción impecable a cargo de Matias Kupiainen. Sin embargo, puede dejar un poco fríos a los seguidores clásicos de la banda, especialmente en cuanto al tratamiento del sonido de la guitarra y el teclado. Es como escuchar a Stratovarius haciendo, de alguna manera y salvando las distancias, metal gótico. Y eso no creo que sea ni deba ser Stratovarius. Esperemos que para el siguiente sigan la evolución ascendente pero conservando más elementos clásicos. Por el bien de todos.

Fernando Galicia Poblet

Anuncios

Acerca de Empire Magazine

Empire Magazine es una revista digital con muchos años de historia dedicada al mundo del metal y el rock. En la parte superior del blog podéis descargaros los últimos números de la revista. Para cualquier pregunta o si queréis que os mandemos por e-mail las revistas, escribid a empirezonemagazine@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Críticas, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s