Review: ARCH ENEMY – War eternal (Century Media)

Arch_Enemy_-_War_Eternal_artwork

ARCH ENEMY
WAR ETERNAL

Century Media

Nuevo disco de Arch Enemy, nueva vocalista y muchos prejuicios, lo reconozco. Vaya declaración de principios para intentar engancharte a leer esta reseña.
Soy fan de los Arch Enemy de la etapa Johan Liiva, no me han gustado absolutamente nada los últimos trabajos vocales de Angela Gossow y la salida de Christopher Amott me ha desagradado.
Decido escribir la reseña al mismo tiempo que escucho el disco y solo voy a hacerlo una vez antes de publicar esto. Y lo hago así porque la primera sensación es la que vale, porque puede que mis sensaciones sean las tuyas y porque de tanto escuchar y pensar en todos los matices al final las reseñas pierden frescura.
De entrada “Tempore nihil sanat (Prelude in F minor)” es la típica intro para abrir los conciertos mientras los músicos se posicionan. Nada nuevo bajo el sol y de hecho como esta habrás escuchado mil.
“Never forgive, never forget” es el primer tema propiamente dicho. Oye pues no suena nada mal. En un abrir y cerrar de ojos me he olvidado de Angela. La voz de Alissa White-Gluz suena más femenina y sobretodo menos masculina. Primer muro superado. Parece que mi terapia con la banda va por buen camino y musicalmente parece una banda sólida. Las guitarras de Michael Amott inconfundibles. Joder, sí que suenan bien. Parece que alejarme de ellos me ha sentado bien… esto es como una pareja en crisis, quizá la distancia ofrece nuevas perspectivas.
“War eternal” sigue en la misma línea y les acerca a la línea clásica de la banda.
“As the pages burn” mantiene el tipo y los solos suenan muy limpios. La banda parece haber rejuvenecido y el nivel compositivo raya a gran altura.

765_artist

“No more regrets” empieza bastante speedico… parece Power Metal hasta que aparece Alissa. Ahí acaban las bromas. Parece que la banda guardaba material de una gran calidad para la salida de Angela. Por lo escuchado hasta ahora parece que la banda apuesta por la diversidad.
“You will know my name”… vaya esto me recuerda a un título muy similar de Chris Cornell. La música no tiene nada que ver, claro. El disco alcanza el ecuador con el tema más “suave”, con interludios con teclados y más rítmico. Pese a ser diferente no desentona. Michael Amott sigue mostrando lo que tantas otras veces, que técnicamente es un genio y un músico muy versátil.
“Graveyard of dreams” suena a instrumental acústica. Definitivamente lo es. Este recurso era muy utilizado en el MeloDeath Metal de mediados de los noventa. Se agradece que lo mantengan aunque rompan el ritmo.
“Stolen life” les devuelve a la tralla. Suena más cañero aunque este tema me parece haberlo escuchado antes. No sé en qué disco pero me recuerda a algún tema de la etapa Gossow.
A “Time is black” le cuesta arrancar la melodía. Detecto ya demasiados teclados en el disco cuando quizá un violín hubiera causado un mejor efecto. Un tema muy bien compuesto que termina por meter a Arch Enemy dentro del Metal Sinfónico ¿será que participar el Metal Female Voices Fest les ha afectado? Suena muy bien pero estos son unos Arch Enemy muy evolucionados. Más de cinco minutos de canción, la más larga del disco.
Y mientras escucho “On and on” pienso en que Anders Friden podría cantar este tema perfectamente o In Flames incluirlo en su nuevo disco. Al final las fronteras entre ambas bandas serán demasiado difusas. Muy buenos riffs.
“Avalanche” tiene elementos épicos y algunos coros que les siguen acercando a In Flames… miedo me da llegar al final del disco. Combina crudeza y melodía mientras Daniel Erlandsson está impresionante en todo el disco.
“Down to nothing” empieza machacona y pronto irrumpen las guitarras. Con la voz de Alissa la banda coge velocidad. Quizá el tema más duro del disco. Llegan los estribillos y los solos. Alissa saca a relucir su lado masculino. No me convence aunque las melodías se te quedan a base de repetir riffs en muy breve espacio de tiempo. Es el penúltimo tema y tampoco espero demasiado más.
“Not long for this world” es otra instrumental con una guitarras sublimes y es que Michael hace llorar su instrumento con una cadencia sobrecogedora. Genial el colofón final.

arch-enemy-2014

La conclusión final es que la banda raya a un nivel altísimo, que Alissa está fantástica, la banda muestra un nivel compositivo de muchos quilates, como hacía mucho tiempo que no les escuchaba. Reconozco que “War eternal” me ha sorprendido muy gratamente y que pese a no ser su mejor trabajo sí es muy superior a todo lo editado después de “Doomsday machine”.
Arch Enemy merecen una oportunidad y “War eternal” tiene todos los números para convertirse en un clásico de la banda mostrando una evolución musical sorprendente por momentos pero muy coherente.

Por Marc Gutiérrez

Acerca de Empire Magazine

Empire Magazine es una revista digital con muchos años de historia dedicada al mundo del metal y el rock. En la parte superior del blog podéis descargaros los últimos números de la revista. Para cualquier pregunta o si queréis que os mandemos por e-mail las revistas, escribid a empirezonemagazine@gmail.com
Esta entrada fue publicada en Críticas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s